Al ser comprimido el aire atmosférico eleva su temperatura normal. A medida que este se enfría, la humedad se condensa dentro del sistema de distribución, generando importantes volúmenes de agua que al combinarse con el aceite, que escapa del compresor, las partículas sólidas y las escamas de óxido de las cañerías, forman emulsiones gomosas que tienen un efecto totalmente nocivo en componentes neumáticos y multitud de procesos.


El purgador automático DRECAF DA-100 es una excelente herramienta que elimina estos fluidos del sistema con seguridad y bajo costo.

Su diseño simple (una sola pieza móvil), sólida construcción y el filtro incorporado garantizan una larga vida y funcionamiento seguro, reduciendo el mantenimiento y eliminando paradas de producción por limpieza, reparación o recambio de piezas dañadas.

Expulsa grandes cantidades de agua y aceite de cualquier viscosidad lo que previene el deterioro de equipos y componentes neumáticos manteniendo limpia las cañerías, tanques y filtros.

El purgador DRECAF DA-100 trabaja en forma automática, y no requiere instalación eléctrica ni consumo energético adicional, disminuyendo considerablemente la contaminación, ya que utiliza la propia energía del aire comprimido.

El purgador DRECAF DA-100 se instala en todos los sectores donde se acumule condensado por ejemplo: tanques de compresores, separadores de condensado, filtros generales, pulmones, debajo de filtros ya instalados, finales de cañería, recuperos de altura, etc.

Es de fácil instalación, solo se conecta a la tubería de drenaje.


Características

• Conexión de entrada y salida 1/2´´ GAS
• Presión máxima de trabajo 200 PSI
• Presión minima de trabajo 60 PSI
• Temperatura máxima de trabajo 40 ºC
• Peso 0,415 kg.
• Drenaje máximo de condensado a 100 PSI 120 lts. / hs.
• Garantía de 2 años










 
   © Drecaf Técnica S.A.