Planificar y diagramar adecuadamente una red de aire comprimido desde su origen o la mejora de una red ya existente (relevamiento de información necesaria para analizar y diagnosticar el caso). Luego establecer una serie de pasos a seguir antes del inicio de un proyecto con el fin de obtener los mejores resultados posibles;
Identificar el tipo y calidad de aire necesario para luego dar el tratamiento más eficiente y así proporcionar el aire comprimido adecuado;
Mantener preventivamente los elementos y equipos;

Beneficios de estas acciones: 
Seguridad (prevención de accidentes, incendios, explosiones), 
Ahorro de energía, 
Aumento de la vida útil de equipamientos, 
Mejora en la eficiencia de la productividad (dar ejemplo: repintado paneles) 
Ahorro de dinero