A modo de ilustración, presentamos dos tipos de redes de aire comprimido que consideramos de uso general: Una red con los elementos mínimos (Red “A”) y otra más completa (Red “B”). Entre estas dos hay un amplio espectro de combinaciones posibles.

(pag 9 y 10 del ebook)